31 de diciembre de 2007

XXI San Silvestre Crevillentina

30 de Diciembre de 2007. 19 horas. Mi primer diezmil. Es una distancia que entrenando he hecho muchas veces y que tengo muy bien medida, aunque con dorsal las cosas siempre son distintas. Además, en el trayecto en coche Murcia - Crevillente David me advirtió de que este es un diezmil muy duro pues no paras de subir y bajar cuestas con mucha pendiente. Le pregunto cómo quiere que salga y me dice que lo haga lo mejor que pueda, pero me recomienda no salir muy fuerte para que no se me haga larga la última vuelta (1600 metros) donde aún hay un par de cuestas de pendiente fuerte.

El recorrido son un total de 3 vueltas, la primera de 2000 metros, la segunda de 6400 metros y una tercera y última vuelta de 1600 metros según la información de la página web. En la salida, dado que es un circuito bastante estrecho, trato de colocarme lo más adelante posible para tratar de perder el mínimo tiempo posible. La salida es una recta de unos 300 metros en bajada, con una pequeña curva a la derecha para seguir con otros 300 metros de bajada, así que David me insta a salir fuerte en la bajada para ganar posiciones y evitarme después los tapones, pues el recorrido es por calles estrechas con muchos recovecos. Así que con esas consignas me concentro y espero al pistoletazo de salida a las siete de la tarde.

Y entonces suena y comienza la carrera. Pasan exactamente 13 segundos hasta que cruzo la salida y doy por comenzada mi San Silvestre, y encaro la recta con un ritmo fuerte para ganar posiciones pero sin cebarme para no quedarme sin fuerzas. La animación es brutal y entre la bajada y la adrenalina paso el primer kilómetro en 3:53. “Demasiado rápido” pienso, pues me he planteado entrar en meta en unos 42:30 (4’15” por Km) debido a que aún no estoy en forma y a que es una carrera bastante dura. Los siguientes km van endureciendo la carrera, y paso con un tiempo de 7:55 por el km 2, y ya con un tiempo de 16:00 por el km.4. Esa es la parte más dura, pues desde el km 2 hasta prácticamente el 5 es cuesta arriba. Paso por el km 5 con un tiempo de 20:05, sabiendo que me quedan a partir de ahora 3 km en los que hay más metros de bajada que de subida. Lo malo es que aún quedan unas cuantas subidas, así que decido en las bajadas tratar de recuperar bien sin parar mucho el ritmo (hay algunos corredores que me pasan) para después en la subida vaciarme para mantener un buen ritmo. La fatiga empieza a hacer mella, pero paso por el cartel de km 8 con un tiempo de 31:43. Entonces veo posible acabar mi primer diezmil por debajo de 40 minutos, y decido exprimirme en los últimos 2 km. Estoy ya muy cansado pues no estoy acostumbrado a esos ritmos durante tantos km, pero paso el km 9 en 35:45. Estoy en tiempo de bajar de 40 mimutos, y en el último km sufro mucho para intentarlo. Encaro la última recta (100 metros en subida con bastante pendiente) mirando el crono oficial. Veo que además de bajar de 40 minutos en tiempo real, también lo puedo conseguir en el tiempo oficial desde el pistoletazo, así que hago el último esfuerzo para llegar a meta con un tiempo oficial de 39:57 y un tiempo real de 39:44. Llego, eso sí, fundido. Si dura un km más la carrera no llego, jeje.

Al acabar estiramientos, beber un poco e ir al coche donde me están esperando mi entrenador y su mujer. David ha hecho 13º de la general con 33:02, así que nos tenemos que esperar a que le den su premio. Su mujer, Nuria, ha sido 11ª en mujeres y 8ª en su categoría con 40:50. Yo me conformo con un 178º puesto total (eso sí, de 1775 llegados) y el 101º en mi categoría (Senior Masculino). Tras recoger el premio de David, nos volvemos a Murcia comentando la carrera y a descansar. Próximas carreras, el 13 de enero el Cross de las Torres de Cotillas (algo más de 10 km) y el 10 de Febrero el Medio Maratón de Orihuela. Hasta entonces a seguir entrenando igual de bien que hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada